CÓMO ELEVAR EL VALOR DE TUS TATUAJES

VENTAJAS DE DESARROLLAR TU ESTILO PROPIO

La profesión del tatuaje es un camino de constante evolución. Es un proceso progresivo en el cual te vas descubriendo como artista. Hay mucho por aprender y todo lo que absorbas de la experiencia de otros será esencial para formarte, pero no tardará en llegar el momento en el que quieras diferenciarte, tatuar lo que te gusta y crecer como profesional.

Y para entonces, desarrollar tu sello personal artístico será clave.

Crearlo no es tarea sencilla. Pero te retribuye tanto a nivel personal y profesional, que vale la pena todo el esfuerzo y la dedicación que le echas a crear tu estilo propio. Quédate que te revelamos algunos de sus beneficios.

BENEFICIOS DE CREAR TU ESTILO PROPIO

AUTORREALIZARTE COMO ARTISTA

El tatuaje es un arte, y como tal, sirve como medio para desenvolverte con creatividad y expresar aquello que te interesa. Es un espacio para comunicar igual que cualquier otro, con la diferencia de que se practica sobre la piel.

Empezar por diseños pequeños y simples es muy útil para practicar y ganar experiencia, pero eventualmente ese envase queda pequeño y emerge la necesidad de tatuar piezas más elaboradas y personalizadas. A la larga, no basta con tatuar lo que tengas de turno, ni tampoco sentirte como una impresora humana.

Crear algo a partir de lo que te pide tu cliente, jugar con tu creatividad y darle tu toque personal a tus diseños será clave para diferenciarte y sentir mayor plenitud artística.

POSICIONARTE EN EL MERCADO

Hay mucho talento ahí fuera y el arte del tatuaje está más latente que nunca. Estamos viviendo en la era de la personalización, y los diseños originales son cada vez más demandados. 

Trabajar en tu valor diferencial te ayudará a destacarte mejor entre tanta competencia. 

Un sello característico propio te hará identificable y te posicionará como referente. No sucederá de un día al otro por arte de magia, pero llegará el momento en que tu arte será reconocible, incluso fuera de contexto.

GANAR VISIBILIDAD Y RECONOCIMIENTO

A las personas nos gusta lo especial, lo exclusivo, lo diferente… Cuando nos encontramos con algo que no hemos visto, nos llama la atención. Cuando consigues plasmar tu sello personal en tus tatuajes y lo que ofreces es distinto a todo lo que los demás hacen, captas el interés de aquellas personas que conectan con tu estilo. 

Y eso genera nuevas oportunidades de clientes, porque saben que tú les puedes dar el tipo de tatuaje que les gusta.

Puede que centrarte en tu estilo personal suene a que perderás posibles encargos, pero en realidad estarás estableciendo cómo quieres que sea tu arte, y eso por inercia te traerá gente que esté dispuesta no solo a llevarlo en su piel, sino también a recomendarlo, porque es único.

Pro tip: Difundir tu trabajo con una coherente estética reconocible ayudará a que se familiaricen con tu marca. Tenlo en cuenta cuando montes tu porfolio en Ink on Sky, y no olvides escoger los tatuajes que mejor te representan como artista.

INVERTIR MENOS Y COBRAR MÁS

Decantarte por un estilo influye tanto en la técnica como en los materiales que utilizas, ya que las tintas, agujas, y máquinas difieren de uno a otro. Si tatúas de manera generalista, deberás contar con un equipamiento más amplio. Pero, al especializarte en un estilo concreto, tendrás la posibilidad de minimizar lo que necesitas para tatuar.

Además, la exclusividad tiene un plus económico. No es lo mismo crear algo de serie que crear algo especial, único e irrepetible. Por lo que, hacer diseños originales puede suponer un incremento en tu tarifa.

Esto a futuro puede ser muy ventajoso, ya que tu arte estará mejor valorado, lo que te brindará mayor flexibilidad horaria para seguir formándote y reforzar tus habilidades.

PERFECCIONAR TUS HABILIDADES

Tener conocimientos generales es muy útil y necesario tanto para emprender en este oficio como para saber hacer el trabajo bien, pero especializarte en un estilo puntual te ayudará a profundizar, dominar este arte y convertirte en un auténtico experto en la materia. Ya que, al filtrar el tipo de piezas que haces, tendrás mejor margen para perfeccionarlas. 

No es lo mismo desenvolverte en varios estilos de manera regular, que saber hacer un estilo con excelencia. 

Además, con la práctica también mejorará tu velocidad, cada vez irás con más seguridad y confianza, e incluso te crearás tus propias metodologías. Con lo cual, sacarás mejores piezas en menos tiempo… y ya sabemos lo valioso que es el tiempo. 

Como habrás podido notar, desarrollar tu estilo propio tiene muchas ventajas, pero ahora, el gran dilema es…

¿CÓMO ENCONTRAR TU ESTILO PROPIO?

La realidad es que no existe una sola manera, todo dependerá de tu punto de partida, de lo que sepas hacer y las virtudes que puedas aprovechar para aplicarlo al tatuaje. Solo ten en cuenta que el estilo personal no se define de la noche a la mañana, es un proceso que necesita de mucha investigación, prueba y error.

De todas formas, hay una serie de acciones que puedes tomar para ir dirigiéndote a tatuar lo que te gusta. No te vayas, que ahora viene la mejor parte.

EMPEZAR POR DISEÑOS GENERALISTAS

Encontrar tu propio estilo puede sonar como la panacea de los tatuadores profesionales, pero para sacarle mayor partido a esta profesión, conviene empezar por afianzar lo básico. 

Al principio tocará tatuar un poco de todo, para ir cogiendo práctica, ganando confianza, y poniendo a prueba tus habilidades, para eventualmente encontrar cómo hacerlo diferente, a tu manera
Lo normal es que empieces con diseños poco ambiciosos, que sean simples y supongan el menor riesgo posible. Una buena opción para practicar con tus diseños originales son los tatuajes flash, o las jornadas de Walk In. Son las ocasiones ideales para explorar técnicas, ir creando tu porfolio, darte a conocer como artista, captar nuevos clientes y, sobre todo, ganar experiencia.

CONOCER LAS REGLAS PARA ROMPERLAS

Entender los diferentes estilos de tatuaje que hay es crucial no solo para descubrir cuál te sienta mejor, sino también para eventualmente deconstruirlo a tu antojo.

Actualmente, entre los estilos de tatuaje tradicionales y sus derivados, hay más de 40. No hace falta que te los sepas todos, pero debes tener una mínima noción de sus características y técnicas, sobre todo porque no se ejecuta igual un Realismo que un Neo-tradicional. 

Así que, antes que nada, sumérgete en el mundo del tatuaje, explora tendencias, métodos, y síguele la pista a demás artistas. Te aportará inspiración, creatividad e ideas nuevas.

Pro tip: En 10 Masters aprendes toda la teoría, técnica y metodología necesaria desde la experiencia de un maestro. Es un buen punto de partida para conocer cómo tatuar, con qué hacerlo y de qué maneras.

¿Y si no tengo claro qué estilo me gusta?

¡Que no te inquiete! Cuando estás empezando y tienes el objetivo de conseguir trabajos, pero no tienes claro qué estilo prefieres, es muy útil ser versátil y desenvolverte en más de uno, ya que te amplía el embudo de clientes. Luego, con el tiempo y la práctica, poco a poco irás puliendo tu estilo hasta que naturalmente te decantas por el que se te dé mejor.

INDAGAR EN TUS PREFERENCIAS PERSONALES

Una vez te encuentras explorando diferentes estilos, técnicas y maneras, será necesario que hagas un trabajo de observación. Es decir, analizar todos tus diseños con el fin de encontrar ese rasgo característico tuyo, ese detalle que siempre repites de manera intencionada. Puede ser una forma, un trazo, una gama de colores, un motivo, una pincelada, una textura, un elemento, un tipo de sombreado o relleno… lo que sea que sientas que identifica tus piezas, y que las hace tuyas.

Crear tu sello personal tiene mucho de conectarte contigo y descubrir qué te caracteriza, qué te gusta, con qué te sientes cómodo y en qué te destacas. 

Es un camino muy introspectivo. En ocasiones puede ser una manía, y en otras, una virtud que traes contigo desde antes, o un bagaje de estudios que se complementa con el tatuaje, ya sea porque vienes del diseño, de la arquitectura, de bellas artes, o de la ilustración. 

En definitiva, la gracia de encontrar tu estilo es que lo disfrutes porque sale de ti, de manera natural, y no forzada, ni derivada de alguien más.

PRACTICAR Y PROBAR HASTA ENCONTRARLO

Mucha gente cree que el estilo es algo que se busca, pero en verdad te termina encontrando a ti. 

Conlleva un desarrollo que requiere tiempo, paciencia, análisis y mucha práctica. Si enfocas tu atención en perfeccionar tu técnica y probar diferentes maneras de ejecutar tu arte, eventualmente darás con la tecla, y entonces no te cabrá duda de cuál es tu sello distintivo. Así que, no te apresures y anímate a probar lo que sea que llame tu interés.

Pero sobre todo, estimula tu faceta artística y no dejes de practicar sobre el papel, es allí donde nacen las ideas, y es el lugar idóneo para experimentar con tu creatividad. 

Dibujar será una habilidad indispensable para destacar tu arte, ya que te brinda herramientas y libertad de creación. En caso de no saberlo, lo más recomendable será formarte en técnicas de dibujo tanto tradicional como digitales. 

Pro tip: Saber dibujar te suma puntos como artista, te facilita el trabajo y te lleva a tatuar lo que te gusta. Dibuja todo lo que puedas, y luego analiza el factor común de tus diseños.

DIVERTIRTE Y SEGUIR EVOLUCIONANDO

Esta serie de pasos es una mera sugerencia, pero recuerda que no hay una sola manera de encontrar tu estilo propio. Todo dependerá enteramente de ti y de lo que quieras conseguir como profesional del tatuaje. 

Si simplemente te has embarcado en esta profesión para tatuar diseños ajenos, difícilmente encuentres tu estilo personal. Pero, si te hace ilusión que tu arte se destaque entre los demás y que tus clientes te elijan no porque sabes tatuar, sino por cómo lo haces tú, entonces ya tienes medio partido ganado.

En definitiva, tu motivación será tu mejor motor. Si trabajas con pasión, dedicación y ambición, verás que será cuestión de tiempo hasta que encuentres tu lugar especial como artista profesional del tatuaje. 

Al final, tu estilo propio llegará tan lejos como tú quieras.

Una vez que lo tengas bien pulido, seguirás teniendo libertad para probar métodos nuevos, explorar alternativas e incluso crear un rumbo nuevo a partir de ese si te apetece. Porque tu desarrollo personal no culmina al encontrar tu sello distintivo, siempre habrá lugar para seguir evolucionando como artista. 

Es lo bonito del arte del tatuaje, es un constante aprendizaje y nunca es tarde para redoblar la apuesta.

Solo si se lo permites, la profesión del tatuaje puede ser un arma de doble filo. Es tanta la dedicación, que si no tomas las decisiones correctas, trabajar de tu talento se puede convertir en una mala experiencia. Entonces, trabaja duro, sí, pero sobre todas las cosas, ¡no olvides disfrutarlo! Esa es la verdadera clave para convertir tu pasión en un medio de vida tan aprovechable como gratificante.

Y como último consejo, que encontrar tu estilo no te quite el sueño. Si te esfuerzas, tarde o temprano llegará a ti.

Y tú, ¿ya estás desarrollando tu sello personal?, ¿qué acciones estás haciendo para conseguirlo? ¡Te leemos!

Sobre el autor 
10 Masters es una plataforma de aprendizaje online de tatuaje profesional. Ayuda a artistas a perfeccionarse y subir de nivel a través de intensivos cursos impartidos por maestros experimentados. Su oferta educativa abarca teoría y práctica por igual. ¿Su objetivo?, compartir trucos, consejos y métodos a través de soluciones prácticas, accesibles y modernas, para impulsar a la nueva generación de artistas del tatuaje.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *