¿Qué no debes hacer después de realizarte un tatuaje?

Errores Comunes Después de un Tatuaje: Cuidado y Precauciones Necesarias

Los tatuajes son expresiones artísticas permanentes que requieren cuidados especiales después de su realización. Aunque la emoción de lucir un nuevo tatuaje puede ser abrumadora, es crucial recordar que el proceso de curación es fundamental para mantener la calidad y la apariencia del diseño a lo largo del tiempo. Aquí hay una lista de cosas que definitivamente debes evitar después de hacerte un tatuaje:

1. Toque Excesivo y Rascado:

Es normal que el área tatuada pique o se sienta incómoda durante el proceso de curación, pero resistir la tentación de rascarse es crucial. El rascado puede dañar la piel en proceso de curación, aumentando el riesgo de infecciones y afectando la calidad del tatuaje.

2. Exposición Excesiva al Sol:

Los rayos ultravioleta pueden ser perjudiciales para la piel recién tatuada. Evita la exposición directa al sol durante las primeras semanas después de hacerte un tatuaje, ya que puede causar decoloración y afectar negativamente el proceso de curación.

3. Ropa Ajustada y Fricción:

Evita usar ropa ajustada que roce constantemente el tatuaje. La fricción puede irritar la piel y retrasar la curación. Opta por prendas sueltas y transpirables que permitan que la piel respire.

4. No Seguir las Instrucciones de Cuidado:

Los tatuadores proporcionan instrucciones específicas para el cuidado del tatuaje durante el proceso de curación. Ignorar estas pautas puede conducir a complicaciones. Sigue las indicaciones proporcionadas por tu tatuador, que probablemente incluirán lavados suaves, aplicación de ungüentos y evitar el agua excesiva.

5. Baños de Inmersión y Saunas:

Evita sumergir tu tatuaje en agua durante las primeras semanas. Los baños de inmersión, saunas y piscinas pueden introducir gérmenes y bacterias en la piel en proceso de curación, aumentando el riesgo de infecciones.

6. Utilizar Productos no Adecuados:

Es crucial usar productos recomendados por el tatuador o especialista para el cuidado del tatuaje. Evita ungüentos y lociones que contengan ingredientes irritantes o que no estén diseñados específicamente para el cuidado del tatuaje.

7. Consumo de Alcohol y Sustancias:

El alcohol dilata los vasos sanguíneos, lo que puede aumentar el sangrado y la hinchazón. Además, el consumo de sustancias puede afectar negativamente el proceso de curación. Mantente sobrio durante la fase de recuperación.

8. No Mantener una Higiene Adecuada:

Mantener una buena higiene es esencial para prevenir infecciones. Lávate las manos antes de tocar el tatuaje y asegúrate de que cualquier sábana o ropa que entre en contacto con el área esté limpia.

En resumen, cuidar tu tatuaje correctamente durante la fase de curación es esencial para asegurar su belleza a largo plazo. Resiste la tentación de realizar acciones que puedan comprometer la integridad del diseño y sigue las instrucciones de cuidado proporcionadas por tu tatuador. Un cuidado adecuado garantizará que tu tatuaje luzca vibrante y saludable durante muchos años.

¡¡ Para estar al día de las noticias más interesantes sobre el sector del tatuaje no dudes en echarle un vistazo a nuestro Magazink de Ink on Sky!!

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *